ALCEMOS LA VOZ... AUTISMO EN POSITIVO

CADA DIA SUMAMOS MAS, PERO NUNCA SEREMOS SUFICIENTES... UNETE!!!

sábado, 6 de marzo de 2010

DIFICULTADES DEL APRENDIZAJE


Una dificultad de aprendizaje se refiere a un desfase en el proceso de aprendizaje relacionado con bajo rendimiento, repitencia y deserción escolar, aún cuando, son alumnos sin compromiso en su integridad cognitiva. Estos desfases se ponen de manifiesto en muchas ocasiones en forma de bloqueos en el proceso de apropiación de la lengua escrita, el pensamiento lógico, en los aprendizajes sociales o emocionales, que conducen a respuestas inesperadas que se expresan en términos de conductas dispersas, disruptivas, de poca persistencia en la tarea, lo cual se traduce en deficiente aprovechamiento académico, así como desorientación en su proceso de desarrollo personal y social.
Esto se traduce en trastorno, o desarrollo retrasado en uno o más procesos del habla, lectura, escritura, aritmética y otras áreas escolares.
Los aspectos sociales, afectivos y conductuales de los estudiantes con dificultades de aprendizaje, teniendo en cuenta que son muy frecuentes, deben ser evaluados y tratados a lo largo de la escolaridad. De lo contrario, se cometería un error al olvidar el impacto en diferentes contextos, que supone vivir con estas dificultades.
Los problemas más frecuentes a los que se enfrentan estos estudiantes son la pérdida de confianza para afrontar dichas dificultades y la baja autoestima.
Tanto padres, como profesores deben reforzar y estimular al estudiante en aquellas áreas en las que tiene éxito, de manera que se pueda ver como ganador y no como perdedor.
Otro elemento importante, es potenciar en estos estudiantes la metacognición, es decir, ayudarles a comprender sus debilidades pero también sus potencialidades, además de aumentar su conciencia de que son personas con capacidad de aprender si se les enseñan estrategias de aprendizaje adaptadas a su problemática.
Métodos para aumentar la motivación y mejorar el autoconcepto:
•Refuerzo positivo, economía de fichas y contratos de contingencias.
•Entrenamiento en técnicas de autocontrol y reentrenamiento.

La economía de fichas:
1.Selección del comportamiento a modificar (obediencia al profesor, aumento del tiempo que el niño permanece sentado en la mesa haciendo sus tareas…) entre otras.
2.Toma de decisión sobre el tipo de fichas con las que se va a premiar el comportamiento deseable (estrellas, caritas sonrientes…).
3.Confección de un listado de privilegios o premios, los cuales tendrán un precio o valor.
4.Concretar el valor de cada premio, por ejemplo: ir al cine cuesta 10 caritas sonrientes, salir a jugar al parque cuesta 5 caritas sonrientes, etc.
Aspectos a tener en cuenta en la aplicación de la técnica:
•El intercambio de fichas por premios debe hacerse diariamente, al menos al principio, para aumentar la motivación.
•Ir modificando los premios para mantenerlos motivados y adaptarlos a la edad del niño. Es importante que el estudiante elija los premios, pautándolos con sus padres y/o profesores.
•Aumentar la exigencia, a medida que se van afianzando las conductas. Es decir, en un principio podemos estipular que ir al cine tiene un precio de 10 caritas verdes, pero más adelante puede aumentarse a 15.
•Evaluación continua de los objetivos para suprimir aquellos que se han conseguido y añadir nuevas metas. Puede que la conducta de permanecer sentado a la mesa durante las comidas se haya afianzado y no sea necesario premiarla. Ese sería el momento de suprimirla y añadir nuevas conductas que se deseen afianzar, como por ejemplo la independencia a la hora de la higiene corporal (bañarse, vestirse, peinarse, etc.).

Este tipo de programas son muy efectivos si se implementan rigurosamente para así crear el hábito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada